¿Con qué frecuencia debe actualizar su tableta?
27 septiembre, 2022
Cómo solucionar el error de la unidad USB “El disco está protegido contra escritura”.
27 septiembre, 2022

6 formas de solucionar el error de SSD no reconocido en Windows 10

Las unidades de estado sólido (SSD) tienen enormes ventajas sobre los discos duros magnéticos tradicionales, por lo que mucha gente se está actualizando a esta solución de almacenamiento superior.

Las unidades SSD tienen el problema común de no ser reconocidas por el sistema operativo Windows. En este caso, es posible que su unidad SSD no aparezca en Este PC, el Explorador de archivos y la Administración de discos, a pesar de estar correctamente conectada al ordenador.

Este problema puede ser especialmente problemático durante la configuración de la unidad SSD. Siga leyendo para saber cómo solucionar el problema de detección del SSD en Windows 10.

1. Verifique que el BIOS detecta el SSD
Antes de comenzar con las posibles soluciones, debe asegurarse de que la unidad SSD está correctamente conectada y es detectada por la BIOS (sistema básico de entrada/salida). La BIOS es el programa que arranca el ordenador. También controla las tareas esenciales entre el sistema operativo y los numerosos dispositivos conectados.

Para abrir el menú de la BIOS en su ordenador, normalmente tiene que pulsar la tecla de función correcta justo cuando el ordenador está arrancando. La tecla específica requerida puede variar según el fabricante.

Por ejemplo, en un PC Dell, es necesario pulsar la tecla F2 justo cuando aparece el logotipo de Dell. Puede realizar una búsqueda en Internet para encontrar la tecla de función correcta para acceder al menú de la BIOS para su PC específico.

Una vez en el menú de la BIOS, busque el menú de arranque y compruebe si la unidad SSD aparece allí. Si la unidad SSD aparece en la lista, puede seguir adelante e intentar las soluciones que se mencionan a continuación. Si el menú de la BIOS no reconoce su SSD, es posible que tenga problemas de hardware defectuoso o que necesite configurar los ajustes del controlador SATA dentro del menú de la BIOS.

2. Configurar los ajustes del SSD
Si el menú de la BIOS no ha reconocido la unidad SSD, es posible que tenga que volver a configurar los ajustes de la unidad SSD. El controlador SATA es la interfaz de hardware que conecta la placa base con el disco duro. Si la BIOS no detecta su SSD, puede intentar cambiar el modo del controlador SATA.

El menú de la BIOS es diferente para los distintos fabricantes, así que intente buscar ajustes similares en el menú de la BIOS específico de su fabricante.

Para configurar los ajustes del controlador SATA:

Reinicie su PC y entre en el menú de la BIOS pulsando la tecla de función correspondiente. Vaya a Opciones de almacenamiento > Serial ATA > Configuración SATA o un ajuste similar. Seleccione el modo de compatibilidad IDE. Guarde los cambios y reinicie su PC.

Su BIOS debería reconocer ahora la unidad SSD y podrá empezar a utilizarla tras arrancar Windows 10.

3. Compruebe si el SSD no está inicializado
Una vez que obtenga una nueva unidad SSD, deberá inicializarla para poder utilizarla en Windows 10. Una unidad SSD no inicializada no aparecerá en el Explorador de archivos ni en la utilidad Administración de discos.

Si aún no ha inicializado su SSD, puede hacerlo en unos pocos pasos:

Busque Administración de discos en la barra de búsqueda del menú Inicio, haga clic con el botón derecho en la mejor opción y seleccione Ejecutar como administrador. Haga clic con el botón derecho del ratón en la unidad SSD que no se detecta y seleccione Inicializar disco. En el cuadro de diálogo Inicializar disco , seleccione el disco SSD que desea inicializar y elija el estilo de partición. Haga clic en Aceptar para comenzar el proceso de inicialización del disco. Después de completar el Paso 4, regrese a la Administración de Discos, haga clic con el botón derecho en su Volumen SSD y seleccione Nuevo Volumen Simple. Siga las instrucciones en pantalla para asignar el volumen SSD y la letra de la unidad.

Una vez que haya inicializado el SSD, le recomendamos que reinicie su PC para que los cambios se realicen correctamente. Tras el reinicio, Windows 10 debería detectar la unidad SSD y podrá acceder a ella a través del Explorador de archivos.

4. Actualizar los controladores de la controladora de almacenamiento
Antes de pasar a las correcciones graves, debemos asegurarnos de que los controladores del controlador de almacenamiento están actualizados. Un controlador obsoleto puede hacer que los dispositivos funcionen mal y puede ser la razón por la que Windows no detecta su SSD.

Para actualizar los controladores de la controladora de almacenamiento

Inicie el Administrador de dispositivos desde el menú Inicio . Busque los controladores de almacenamiento y expanda el grupo. Haga clic con el botón derecho en el controlador de almacenamiento y haga clic en Actualizar controlador. Seleccione Buscar automáticamente software de controlador actualizado.

Windows instalará automáticamente las actualizaciones disponibles; a continuación, puede reiniciar el PC y abrir la herramienta Explorador de archivos o Administración de discos para comprobar si Windows 10 detecta ahora la unidad SSD.

5. Arregle los problemas de memoria para detectar el SSD
A menudo, los problemas de memoria de Windows impiden que se reconozca la unidad SSD. La herramienta de Diagnóstico de Memoria de Windows puede detectar y arreglar problemas de memoria RAM y de disco duro defectuosos. Puede ejecutar la herramienta de diagnóstico de la memoria de Windows de la siguiente manera:

Busque Windows Memory Diagnostic en el menú Inicio , haga clic con el botón derecho del ratón en la mejor opción y haga clic en Ejecutar como administrador. Guarde su trabajo no guardado y seleccione Reiniciar ahora y comprobar si hay problemas (recomendado).

Su PC se reiniciará y la prueba de diagnóstico se ejecutará automáticamente. La prueba tardará varios minutos en completarse; una vez finalizada, su PC se reiniciará automáticamente y mostrará los resultados de la prueba.

A continuación, puede abrir la Administración de discos o el Explorador de archivos para comprobar si Windows 10 detecta la unidad SSD. A continuación, puede inicializar el SSD desde la Administración de discos como se ha explicado anteriormente.

6. Asignar o cambiar la letra de la unidad
Una razón común por la que Windows 10 no reconoce un SSD es una letra de unidad conflictiva o ausente. Puede resolver rápidamente este problema cambiando o asignando una nueva letra de unidad al SSD en la utilidad Administración de discos.

Para cambiar la letra de unidad de un SSD:

Busque Administración de discos en la barra de búsqueda del menú Inicio, haga clic con el botón derecho en la mejor opción y seleccione Ejecutar como administrador. Haga clic con el botón derecho del ratón en la unidad SSD y seleccione Cambiar letra de unidad y rutas. Haga clic en Añadir si la letra de unidad no existe, o en Cambiar para modificar la letra de unidad existente. Seleccione la nueva letra de unidad en el menú desplegable y haga clic en Aceptar para que se produzcan los cambios.

Después de seguir los pasos anteriores, puede reiniciar su PC, y Windows 10 reconocerá el SSD. A continuación, puedes acceder al SSD a través del Explorador de archivos.

7. Actualice los controladores del disco
A veces, un controlador antiguo con errores puede causar el error de SSD no detectado. Una simple actualización de los controladores de disco puede ser la solución y permitir que su SSD funcione normalmente. Para actualizar los controladores de disco en Windows 10:

Desde el menú de Inicio, busque el Administrador de dispositivos e inicie la mejor coincidencia. Despliegue la opción Unidades de disco y compruebe si la unidad SSD aparece allí. Si no aparece en la lista de unidades de disco, tendrá que intentar otra solución. Haga clic con el botón derecho en el SSD y seleccione Actualizar controlador. Seleccione Buscar automáticamente los controladores o actualícelo mediante una actualización de controladores descargada del sitio web del fabricante. Reinicie su ordenador para que los cambios tengan lugar.

Arreglar Windows 10 SSD no detectado
Las unidades SSD están reemplazando rápidamente a los discos duros, pero tienen sus problemas. Si su nuevo SSD no es detectado por Windows 10, entonces puede ser sólo un problema de software que se puede arreglar a través de la herramienta de utilidad de administración de discos. Esperamos que las correcciones anteriores ayuden a resolver tu problema”.

Si el problema persiste, puede considerar la posibilidad de visitar a un técnico autorizado para poner en marcha su unidad SSD.