9 formas de corregir el error “No se encontraron servidores” en Apex Legends para Windows
4 julio, 2022
¿Es Microsoft Defender bueno contra el ransomware? Definitivamente, dice AV-TEST
5 julio, 2022

4 especificaciones de teléfonos inteligentes que no son tan importantes como crees

Si estás comprando un smartphone, lo primero que comprobarás es la hoja de especificaciones. Aunque es una forma excelente de empezar a averiguar si el dispositivo es para ti, las especificaciones sobre el papel pueden diferir del rendimiento real.

Los fabricantes de smartphones disimulan el bajo rendimiento escribiendo cifras mayores en otras partes de las especificaciones. Pero, aunque esas cifras sean ciertas, no cuentan toda la historia. Lo único que hace es impresionar sobre el papel, nada más.

VÍDEO DE teveotecno DEL DÍA

Entonces, ¿cómo se comprueban las especificaciones de un smartphone? ¿Qué capacidades de hardware debes descartar, o al menos desconfiar, a la hora de buscar un nuevo smartphone?

1. Núcleos y velocidad del procesador

En los primeros tiempos de la informática, nos enseñaron que más es mejor. Sin embargo, esto ya no es cierto, sobre todo porque el tamaño de los chips es cada vez menor. Por ejemplo, comparemos el iPhone 13 Pro Max y el Samsung Galaxy A53 5G.

El modelo insignia del iPhone 13 tiene seis núcleos compuestos por dos Avalance a 3,23 GHz y cuatro Blizzard a 1,82 GHz, mientras que el dispositivo de gama media de Samsung tiene ocho núcleos compuestos por dos Cortex-A78 a 2,4 GHz y seis Cortex-A55 a 2,0 GHz. Si los sumamos, el iPhone ofrece una velocidad de reloj total de 13,74 GHz, mientras que el dispositivo de Samsung tiene 16,8 GHz.

Pero no funciona así. Si miras los resultados de GeekBench, la puntuación de 4.645 del iPhone tiene más del doble de rendimiento que los 1.891 puntos del A53 5G. Este resultado se obtiene a pesar de que ambos teléfonos tienen los mismos chips con proceso de 5nm y los dos núcleos extra de Samsung. En este caso, el chip del iPhone es más potente, a pesar de las “especificaciones inferiores” sobre el papel.

Si vas a comparar el rendimiento del procesador entre dos teléfonos, lo mejor es que compruebes qué tipo de chip llevan y que mires los resultados de sus benchmarks.

2. Resolución de la pantalla

Si bien la resolución de la pantalla es esencial, hasta cierto punto, no es el punto final para cuantificar cómo se verá la pantalla de tu teléfono. Por ejemplo, la resolución FHD (1920×1080) será suficiente para la mayoría de los smartphones con una pantalla de 6,5 pulgadas o menor.

Sin embargo, es el brillo de la pantalla y la precisión del color lo que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un teléfono. Después de todo, ¿de qué sirve una pantalla de alta resolución si no se puede ver bajo la luz directa del sol? En lugar de fijarte en el número de píxeles, debes tener en cuenta el tipo de pantalla que utiliza el teléfono.

Las mejores y más brillantes pantallas que puedes conseguir hoy en día son las pantallas AMOLED u OLED. Las pantallas IPS también son una buena alternativa, pero debes evitar las pantallas TFT. También debes fijarte en el índice de brillo del teléfono. Un promedio de 800 nits de brillo te permitiría ver la pantalla del teléfono, incluso si lo miras bajo el sol del mediodía.

3. Megapíxeles

La carrera de los megapíxeles comenzó con los fabricantes de cámaras réflex digitales, pasando de ocho a 20 megapíxeles y más. Esta carrera ha tenido un profundo impacto en los consumidores, que ahora equiparan más megapíxeles con una mejor calidad de imagen.

Por eso, cuando los smartphones empezaron a tener cámaras, los fabricantes se esforzaron por añadir el mayor número de megapíxeles posible a sus sensores. Sin embargo, esto no significa que la calidad de imagen sea tan buena como dicen los números.

Comparemos de nuevo el iPhone 13 y el Samsung A53. La cámara principal del primero sólo tiene un sensor de 12 MP, mientras que la del segundo tiene unos enormes 64 MP. Sin embargo, según múltiples críticas, el iPhone 13 Pro Max es posiblemente la mejor cámara de un smartphone en 2022, y el Samsung A53 ni siquiera recibe una mención.

Así que, si la fotografía del smartphone es importante para ti, no bases tu decisión en los megapíxeles. En su lugar, fíjate en las demás características de la cámara del teléfono, como el tamaño de su sensor (cuanto más grande, mejor), las opciones de estabilización de imagen y la potencia de procesamiento. Mejor aún, fíjate en los resultados de las revisiones, y podrás ver qué cámara de smartphone ofrece los mejores resultados.

4. Zoom digital (o híbrido)

Otra cosa que los fabricantes de teléfonos inteligentes anuncian en sus teléfonos es el zoom. Algunos fabricantes dicen que sus teléfonos tienen un zoom híbrido, mientras que otros afirman que tienen un zoom de 100 veces la superresolución.

Lo llamen como lo llamen, acercarse a una escena sin una lente óptica significa una caída en la calidad y resolución de la imagen nativa. Eso es porque lo que hace el zoom digital es recortar la imagen. Si sólo te acercas entre 1,5 y 2 veces, la calidad no disminuirá mucho, sobre todo si tienes un sensor de más de 50 MP. Pero si te acercas más de tres veces, la imagen final será borrosa.

Además, si haces un zoom de 100x, el teléfono debe tener una buena estabilización de imagen, y también debes tener las manos firmes (o al menos un trípode o cardán). Esto se debe a que incluso los pequeños movimientos de la mano afectan a la imagen de forma significativa, haciendo que las fotos finales sean borrosas y de baja resolución.

Si te dedicas a la fotografía móvil, debes tener en cuenta las especificaciones del zoom óptico. Cuando utilizas el objetivo de la cámara para acercarte a una escena, no pierdes nada de resolución porque el objetivo acerca al teléfono lo que estás capturando. Así, cuando tomas la imagen, obtienes toda la resolución del sensor de la cámara del smartphone.

También deberías tener en cuenta las lentes ultrapanorámicas de un smartphone, ya que pueden ayudarte a componer imágenes únicas con tu dispositivo. Sin un sensor ultra ancho, tendrás dificultades para capturar paisajes amplios, fotos de grupo y selfies.

Toma las especificaciones del teléfono inteligente con un grano de sal

Cuando busques un nuevo teléfono, no bases tu decisión de compra en los números de la caja, las especificaciones de GSM Arena o el discurso del vendedor del smartphone. En lugar de eso, deberías ver a revisores de confianza probar el dispositivo y ver sus opiniones al respecto. O bien, puedes leer publicaciones fiables y ver lo que dice el escritor después de convivir con el dispositivo durante un par de semanas.

Una vez que hayas reducido tu elección a un par de smartphones, es cuando debes dirigirte a una tienda física y verlo por ti mismo. Responde a las siguientes preguntas: ¿te gusta el tacto del dispositivo? ¿Se ajusta a tu estilo y uso? ¿Se ajusta a tu presupuesto?

Cuando tengas la respuesta a esas preguntas, es cuando debes hacer tu elección. Así sabrás que has tomado una decisión de compra con conocimiento de causa, minimizando así la posibilidad de arrepentirte como comprador.