Los 10 mejores programas gratuitos de evaluación comparativa para Windows
27 diciembre, 2022
Cómo solucionar un error de pantalla negra de la muerte en Windows 10
27 diciembre, 2022

3 razones por las que deberías actualizar la BIOS de tu PC

A menudo se subestiman las ventajas de actualizar la BIOS del PC. Después de todo, el proceso de actualización es bastante aterrador: si algo sale mal, el PC puede convertirse en un pisapapeles. Esto, sumado a la falta de beneficios notables, hace que mucha gente no lo haga a menos que realmente lo necesite.

En realidad, las actualizaciones frecuentes de la BIOS se publican por una razón. Estas son algunas de las principales razones por las que deberías dejar a un lado tus miedos y finalmente apretar el gatillo en esa actualización de la BIOS que has estado posponiendo durante tanto tiempo.

1. Soporte de hardware adicional

Una de las principales razones por las que la gente actualiza su BIOS es sencilla: con una actualización de la BIOS, puedes utilizar hardware que antes no podías usar.

El ejemplo más común son las CPU. Mientras que las nuevas CPU se lanzan cada uno o dos años, los zócalos de las CPU suelen durar más que eso. Y aunque el zócalo sea el mismo, no puedes coger una placa base vieja y ponerle una CPU más nueva y esperar que funcione nada más sacarla de la caja. En lugar de eso, las placas base se hacen compatibles con esos chips a posteriori mediante una actualización de la BIOS.

Gracias a las actualizaciones de la BIOS, las placas base AMD Ryzen AM4 adquiridas en 2017 pudieron disfrutar de varias generaciones de nuevas CPU de AMD, lo que permitió pasar de una CPU Ryzen de primera generación a una potente Ryzen de la serie 5000 sin cambiar la placa base ni la mayor parte del hardware. Intel es un poco más propensa a cambiar de zócalo, ya que normalmente lo hace cada dos años, pero si tienes una CPU Intel de 12ª generación y quieres actualizar tu PC a una de 13ª generación, aún puedes hacerlo con una actualización de la BIOS. Por supuesto, estos chips admiten funciones que estas placas base no tienen, como la compatibilidad con PCI Express Gen 4, pero el chip funcionará con tu PC, que es lo que quieres.

Las actualizaciones de la BIOS también pueden añadir compatibilidad con otras mejoras de hardware, como la RAM. Básicamente, si un componente más nuevo, sea cual sea, encaja y se puede instalar en tu ordenador pero no funciona correctamente, hay una posibilidad muy real (dependiendo del fabricante de la placa base, por supuesto) de que haya una actualización de la BIOS que pueda solucionarlo.

2. Actualizaciones de seguridad

Por último, tenemos las actualizaciones de seguridad. La mención de las palabras “seguridad” y “parche” en una actualización de software hace que algunas personas se echen atrás inmediatamente, y podemos entender por qué. Pero no se puede subestimar la importancia de mantener el PC seguro en los tiempos que corren.

Seguro que no interactuamos mucho con nuestra BIOS, salvo cuando es estrictamente necesario. Y el sistema operativo de tu PC, ya sea Windows 11 o cualquier otro, se actualiza con frecuencia. Pero igual que es importante mantener seguro el sistema operativo, también hay que mantener seguro lo que hay debajo. Un sistema operativo seguro debería mantener alejadas las posibles amenazas, y a menudo lo hace, pero si algo malicioso se cuela en la placa base, las cosas pueden torcerse rápidamente. La manipulación de la BIOS, así como los virus del sector de arranque, existen y pueden causar muchos daños a tu PC.

Si se publica una actualización de seguridad de la BIOS, suele ser por una razón. Se encuentra una vulnerabilidad y la actualización la corrige. Un ejemplo de esto fue una actualización de la BIOS publicada para cientos de portátiles Lenovo, que corregía un puñado de vulnerabilidades de seguridad que un atacante podía aprovechar para leer la memoria SMM o ejecutar código arbitrario. Por supuesto, la mayoría de las actualizaciones de seguridad son menores y no es probable que te afecten. Pero nunca es mala idea redoblar la seguridad de tu PC.

3. Mejoras de estabilidad

Por último, ésta es una razón de menor importancia, pero no por ello deja de ser importante, ya que en ocasiones puede ser una molestia dependiendo del sistema.

Los errores y otros problemas suelen encontrarse y solucionarse en la BIOS de las placas base. Claro, no interactuamos mucho con nuestra BIOS, pero en realidad no es que vayas a notarlo ahí si lo haces. En cambio, los problemas de la BIOS pueden manifestarse de otras formas.

Por ejemplo, pueden aparecer en forma de fallos del sistema o de las aplicaciones, ralentizaciones, componentes periféricos o de hardware que no funcionan o incluso pantallas azules de la muerte o pánicos del kernel en el sistema operativo. Si has notado un problema molesto en tu PC que ha persistido a lo largo de varias actualizaciones (aunque lo hayas reportado cientos de veces) y sigue sin solucionarse, puede que necesites comprobar si se trata de un problema a nivel de la BIOS, y si hay una actualización que lo solucione.

¿Deberías actualizar la BIOS?
Si hay una actualización disponible para tu BIOS, y es algo que puedes hacer de forma fiable ahora mismo, entonces, por supuesto, adelante. Te lo recomendamos encarecidamente: te ayudará a reforzar tu sistema y a que funcione mejor en general. La mayoría de la gente piensa que las actualizaciones de la BIOS no afectan a su experiencia, pero en algún momento las cosas pueden torcerse y tendrás que hacerlo de todos modos. Puede que algo se rompa o que te encuentres con un problema desagradable. Así que, ¿por qué no hacerlo ahora? Puede que incluso descubras que tu PC tiene un práctico botón de actualización rápida de la BIOS.

Ten en cuenta la parte de “algo que puedas hacer ahora mismo de forma fiable”. Las actualizaciones de la BIOS llevan mucho tiempo y son angustiosas, con minutos de tensión en los que no puedes tocar el PC. Si tu PC se apaga, bien podría ser el fin del juego. Si tu placa base no tiene una opción de flashback de la BIOS, no hay forma de recuperarla de la muerte.

Así que siempre que actualices tu BIOS, asegúrate de tomarte tu tiempo y vigilarla constantemente.

Las actualizaciones de la BIOS son más importantes de lo que crees
La BIOS suele permanecer intacta durante años en los PC de la mayoría de la gente, pero en realidad no debería. Ten en cuenta que, aunque nuestros argumentos anteriores son ciertos, sigue siendo una buena práctica actualizarla si hay una actualización disponible, incluso si nada te está afectando en este momento.

No esperes a que se convierta en una molestia.